14 marzo 2021

Científicos planean construir un Arca de Noé en la Luna.

 

Como ha adelantado el New York Post, un equipo de científicos, de la Universidad de Arizona (EE. UU.), han planteado una interesante propuesta para preservar la vida en la Tierra en caso de una catástrofe global. Los expertos proponen almacenar en una especie de “Arca de Noé” ( una bóveda del fin del mundo ) muestras de esperma , óvulos, semillas y esporas, no solo de la humanidad, sino también de la vida animal y vegetal terrestre, lejos de los riesgos a los que se enfrenta nuestro planeta. La cámara, que conservaría millones de especies, estaría localizada en nuestro satélite, la Luna.

"Leer más..."

Las especies podrían desaparecer de la faz de la Tierra y este seguro de vida en la Luna ya no parece ser sólo ciencia fición, sino que será real en un futuro próximo.

 

El plan está diseñado para proteger y conservar 6,7 millones de especies en peligro de extinción. El “ Arca” contendría muestras de esperma y óvulos de 6,7 millones de especies de la Tierra ( 5,1 millones de hongos, 0,3 millones de plantas y 1,3 millones de animales ).


Los científicos descubrieron en 2.013 una red de unos 200 tubos de lava, justo debajo de la superficie de la Luna, que se formaron hace miles de millones de años, cuando corrientes de lava derritieron rocas blandas bajo tierra, formando cavernas subterráneas. La idea es utilizarlos para construir grandes almacenes o contenedores donde se puedan conservar semillas de plantas, esporas de hongos y óvulos y semen de distintos animales.

 Es el lugar ideal porque tiene la suficiente profundidad ( unos 100 metros ) como para proteger el arca de las radiaciones solares, impactos de pequeños meteoritos y los bruscos cambios de temperatura de la superficie.

 


Unos ascensores darían acceso al interior de los túneles, donde habría una serie de módulos de conservación, de 10 metros de largo, que mantendrían los ejemplares criogenizados a una temperatura de entre -180ºC y -196ºC, gracias a la instalación de paneles solares en la superficie lunar, que dotarían de energía a toda la estructura ( diseñada para poder ampliarse en caso de que fuera necesario ). También albergaría una antena de comunicación que mantendría contacto constante con la Tierra.

 


Los módulos estarían interconectados entre ellos y contarían con un laboratorio de análisis, que recogería muestras periódicamente para asegurarse que no estén dañadas. Dentro de cada módulo habrá una serie de estanterías circulares, que alojarán las muestras, y unos brazos robóticos, preparados para resistir temperaturas extremadamente bajas, serán los encargados de manipularlas.

Los investigadores proponen que los módulos se construyan aquí en la Tierra y se lleven ya montados a la Luna.

 


 

¿Necesitamos realmente una instalación así en la Luna?

Volcanes, terremotos, guerra nuclear, glaciaciones, rápidos cambios climáticos, pandemias impredecibles... nuestro planeta nunca ha estado lejos de eventos catastróficos.

Hay un proyecto similar en la Tierra, situado cerca del círculo polar ártico en Noruega, la famosa Bóveda de Semillas del Día del Juicio Final ( el Banco Mundial de Semillas de Svalbard ). Unos almacenes subterráneos de unos mil metros cuadrados que custodian más de un millón de semillas distintas. Pero hay científicos que argumentan que  un evento catastrófico, como la subida del nivel mar, podría acabar con todas las muestras guardadas. Por lo tanto, lo más seguro sería que se construyera una fuera de la Tierra, en La Luna.

 


Obstáculos para este proyecto.

Los túneles de lava lunares todavía están pendientes de investigación, aunque la ESA ( Agencia Espacial Europea ) ya  ha anunciado un plan para explorarlos.

Se ha calculado que se necesitarán unos 250 viajes a la luna para completar el transporte de todas las muestras.

Evidentemente, este proyecto tiene tal envergadura que necesitará una gran financiación y la colaboración de varios países, que no es tarea demasiado complicada ya que los planes y los presupuestos para colonizar la Luna, en un futuro muy próximo, ya están marcha.

A mí personalmente proyectos como me sugieren que nos estamos acercando a convertirnos en una civilización espacial y, que en un futuro muy cercano, la humanidad tendrá bases en la Luna y Marte.


Fuentes: Universo Curioso, Muy Interesante, El Confidencial, ABC……

No hay comentarios:

Publicar un comentario